lunes, 16 de julio de 2007

Diarios de un operador de lineas calientes Cap IV Masturbators

Los Masturbadores

No hay nada más desagradable que escuchar a un troglodita masturbarse al otro lado del auricular. Escuchar un gemido que se asemeja a un lemur ronco en brama o a un elefante echando sangre por la trompa es algo nada grato. Hemos de entender que aquí ( a las líneas calientes) llaman los perdedores de los perdedores, o sea, los residuos ácidos de nuestra civilización. Si juntáramos un grupo de gente con las peores cualidades del ser humano y los comparamos entre ellos, los más detestables que quedaran son del tipo que llaman a la línea a masturbarse. Algunos de nuestros servicios son para eso, claro, es el objetivo del negocio: La masturbación. Hay líneas donde una chica con talento de voz les habla de fantasías sexuales y los hace tener orgasmos, pero para eso hay que pagar por el servicio. Pero este tipo de calaña, lógicamente no tienen ni un céntimo partido por la mitad así que llaman para hacerse pajas con el amigable servicio al cliente.

Ellos son los marginados cerebrales, los que confunden el número de ceros en mil, los que crecieron en instituciones correccionales en lugar de escuelas, los que tienen posters de la reina pop del momento en bikini, los que creen que la lucha libre es real, los que se quedan a cerrar el bar buscando que alguna prosti trasnochada le regale un freebe, los que roban, los que escupen en la sala, los que prefieren el porn y la TV a socializar y leer, los que duermen con un recorte de revista que se robaron de la tienda de conveniencia más cercana con la playmate del mes, recorte ya duro con el esperma seco de un ser repugnante. Ellos son amigos de la mano. Ellos son autogratificantes. Tienen pelos en la mano y barros purulentos. Ellos son LOS MASTURBATORS.

Son grasientos, peludos y con aliento a whiskey rancio. Son los perdedores del concurso de perdedores. Los que se masturban escuchando a los del amigable servicio al cliente, ellos son, yo creo los peores.

Simplemente lo más bajo. Los que prefieren escuchar a una señora dándole una lista de precios mientras se tocan lascivamente en lugar de buscar una persona de carne y hueso con quien relacionarse, aunque sea una grasienta con olor a whiskey rancio o con su cónyuge.

o ¿Acaso es normal mafuflearse mientras la chica de la pizzería recita los ingredientes del especial del día por teléfono? O ¿autogratificarse mientras la chica de crédito les dice que están a 10 dólares de la bancarrota? ¿Se les hace normal? ¿Por qué les causa satisfacción la voz de alguien que podría ser un esperpento? Tal vez porque ellos mismos son un esperpento a los que ya les da lo mismo follarse cualquier cosa que respire. Pero aún así, nunca falta un roto para un descocido, estoy seguro que podrían encontrar a su semejante en algún estacionamiento de la iglesia metodista o en la línea del welfare o afuera de la tienda de empeños donde llevan los objetos que se roban. A lo mejor sí encuentran parejas sexuales, pero les duran lo que dura el mickey de ron barato y vuelven a las líneas a fantasear con la abuela que los atiende en algún Call Centre, no importa si sea de algún teléfono que sacaron de un infomercial de la Tele. O puede ser que aburridos de su esposa (ropa con manchas de grasa, biblia en mano, pliegues de carne, aliento a ajo podrido) prefieren el placer de la mano a metérselo a la mujer, a ella prefieren golpearla para que se eduque y sepa quién es el macho.

Y nos llaman. Y si contesto yo, me preguntan si los puede atender alguna mujer. ¿Cuál es la diferencia? Les pregunto yo. Es que es más rico masturbarse con una voz femenina me contestan descaradamente. Algunos gays hablan directamente porque quieren darte una blow job o para preguntar el tamaño de mi órgano sexual. Desde que uno escucha la respiración agitada ya se sabe que la conversación durará pocos segundos. Click!

Existen varias técnicas para librarse de ellos, la más sencilla es desconectarlos al escuchar sus bramidos o simplemente ponerlos On Hold a escuchar música de guitarrita new age que no llegó ni a los charts de música para ascensores. Fanciulli generalmente les pregunta con tono alarmado si se encuentran bien lo que les quita la inspiración a los Masturbators. También se le puede hacer una referencia rápida a la madre. Su madre ¿qué? ¿Your mamma did what? Eso también los saca de onda.

No es que esté en contra de la masturbación. Al contrario, la considero una práctica sana y necesaria para escupir el stress por la punta del glande o a través de vibraciones en el clítoris. Yo mismo la practico, a veces solo a veces acompañado. Considero que debe ser una práctica privada o en pareja, sin involucrar a nadie que no se quiera sumar voluntariamente al toqueteo.

Que pinche necesidad tenemos de estar escuchando respiraciones asquerosas.

Keep Masturbation for yourself!

Oswaldo Perez Cabrera

3 comentarios:

jane dijo...

that's a lovely web or spiral in which to fall.

Anónimo dijo...

de una ex-operadora de lineas calientes

Claro que recibi llamada de los masturbators y unas mas terribles qeu otros... Al principio casi me hacen renunciar del stress.... Recuerdo una que particularmente me dio asco porque me agarro desprevenida.. Qeu fue algo como que me preguntaron... Tienes la boca abierta? Y me quede en la luna, pense que no habia entendido bien la pregunta..y en ese segundo de duda ya vinieron con la segunda parte que ya te imaginaras.. Pues me quede con un asco.. Tuve que dejar mi sitio.... Pero no se como despues a uno deja de importarle un poco y se queda por el billete, hasta te diviertes porque como que siempre es simpatico conocer un aspecto de la gente o un mundo nuevo, si se le puede llamar asi... Tambien era simpatico el hecho de ver la historia de cada uno de los que atendemos, que habiamos hecho en nuestros paises (hasta medicos habia) y como la vida nos llevo a contestar estas llamadas y te entretienes porque hasta hay llamadas que te causan gracia dado qeu superan tu imaginacion.. hasta que te llega la tercera etapa de trabajar ahi que creo que es el hastio....

Anónimo dijo...

Note from Manila

This is the 3rd time for this shift that I got Chris' call. He's not interested to apply for a paid membership, all he does is to give a various numbers for me to check if there are available free trials while he's doing his thing - MASTURBATING! I told him that ALL CALLS ARE RECORDED HERE. That's the magic word, then he'll say goodbye & cut the call.