lunes, 9 de julio de 2007

Acerca de la omnipotencia, deconstruyendo al creador

Volviendo al tema de nuestro creador, que cada día se me hace más falible, he decidido que la omnipotencia es imposible incluso para una mente más allá de la humana. ¿por qué? ¿Quién soy yo para decidir eso? ¿para dudar de aquel ente que nos dio la vida? Bueno pues unas simples paradojas pueden echar por tierra la teoría de la Omnipotencia que si nos referimos a alguna definición de diccionario se podría resumir en AQUEL QUE TODO LO PUEDE. O sea no mames. TODO. Pero eso no es posible porque si lo pudiera hacer todo entonces sería capaz de crear cosas coercitivas o con limitantes para consigo mismo. Ejemplo, sería capaz de crear un objeto que no pudiera levantar. Dios omnipotente, crea un yunque tan pesado que ni tú puedas levantar……

Automáticamente hemos anulado la omnipotencia de DIOS. Ya que si es omnipotente podría levantar el yunque no importa que tan pesadísimo esté, ¿cierto? Pero si lo logra levantar, quiere decir que entonces no es omnipotente porque ya no pudo crear un yunque que ni él pueda levantar. O sea no todo lo puede. Tendríamos que redefinir su calidad de Omnipotente.

Yo creo entonces que dios se pasea por los pasillos de un frenopático celestial o está encerrado en una prisión de alguna dimensión alienígena como castigo por haber creado una raza viral como la humana.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajaja, cierto. si lo crea el solito se anularia.

Ijon Tichy dijo...

Cabrón :)

A ver, que estoy liado con el traslado de Roque a Hungría.

La especie inteligente de este planeta es el planeta en sí y los árboles y vegetales. Ellos fueron los primeros en vivir, en desarrollar una inteligencia y en evolucionar hacia una forma contemplativa carente de ego. Son tan inteligentes que ya trascienden a las medidas de inteligencia. En cuanto a los seres vivos "móviles", simplemente nos crearon para que les sirvamos de abono.