lunes, 25 de mayo de 2009

Tarde, Noche y Mañana.


Se incluye fragmento de un post anterior, pero ahora si va completo....

Tarde

Me gustan los días grises donde la lluvia roza mi melancolía mientras yo acaricio con los guantes de la imaginación las melodías insignes. Yo siento la nostalgia en tiempo presente, es decir, no tengo tiempo de ser feliz cuando la tarde ya me hace extrañar la felicidad del medio día. Me gusta lo inexistente. El paisaje vespertino de la ventana siempre se me hace extraño y extraño. Recuerdo México y sus tardes grises que me llenaban de energía y me hacían salir en busca de aventuras. Recuerdo los amigos, las amantes, las lluvias de otros tiempos. El crepúsculo sigue siendo mi hora favorita del día. El mundo gira y en el horizonte se pintan colores pastel. Vancouver también me parece lejano y casi pierde su familiaridad. Me he hecho roble en una ciudad accidental en donde he vivido varias vidas igualmente fortuitas en diferentes direcciones. La núbil ciudad va en declive apenas en su adolescencia. Es una pena porque la quería. Inalcanzble para mucha gente que ve sus sueños despedazados entre las grietas de las aceras donde buscan su pedacito de cielo que se ha convertido en un infierno mojado. Inasequible para los ciudadanos comunes que van perdiendo su libertad económica. La frescura de la tarde me impulsa hacia arriba, hacia donde nace el agua que cae incesantemente sobre la naturaleza robada. Se cierra la luz, poco a poco, lentamente se extingue la visibilidad y yo subo alto.

Noche

Sobre los tejados las criaturas van saltando, confiscando el viento, desgastando los aleros. Desde arriba las criaturas otean el mundo que se viene abajo. Mientras ella salta delante mío, sé que pronto tendrá que aterrizar. Yo la persigo incesantemente por el mundo. Las luces de la ciudad se intensifican mientras voy hacia arriba, volando hacia la cúspide de los sueños anaranjados que se encienden ante la negrura de la noche y se atreven ante la tenue luz de la luna que trata inútilmente de alumbrarnos. Me pregunto ¿Qué ciudades estarán allá abajo mientras vuelo sobre el mundo? Creo que es el Mar del Norte. Sobre el cielo pavimentado vamos migrando hacia otras latitudes, bienaventurados los seres alados, los que pueden emprender el vuelo con el pensamiento, los etéreos. Las luces tintineantes me guían entre la oscuridad y los gases de la atmósfera rala. Deslizarse por los aires es la actividad favorita de las criaturas oníricas y las quiméricas. Flotar sobre el suelo, por sobre las ciudades, por sobre los mundos macroscópicos, por sobre todas las cosas. Rodar macilento sobre la atmósfera, traspasar las nubes que escupen lluvia lenta, ácidos volcánicos que se elevan desde el centro de la tierra. Yo soy áereo. Hasta por fin llegar al tope, al techo frágil del mundo. De ahí a saborear las estrellas. Ya soy etéreo.

Mañana

De mañana amanezco en una ciudad desconocida; monumental, con construcciones antiguas. La gente habla en una lengua extraña, foránea para mí. Recuerdo las Ciudades Invisibles de Italo Calvino y me siento personaje de ficción, tal vez me inventó Borgues y ya no me acuerdo. No recuerdo cuándo fue que me escapé de los libros. Igual extraño el conocimiento que he perdido en los pantanos oscuros y profundos de la memoria; ahí seguirán, pero no puedo asirles. Me desperezo tomando conciencia de mis alrededores y soy feliz. Me sacudo el polvo de sueño que aún ensucia mis ojos lagañosos. Por hoy hemos aterrizado. De mañana la nostalgia duerme y puedo disfrutar del vuelo de la noche anterior. Explorar de la mano esta ciudad de iconos culturales y movidas subterráneas, inmiscuirme en la historia de esta sociedad que ha intentado escribir un capítulo con tinta roja y al final ha caído en la trampa de los mortales. Yo he descendido en el otro lado del mundo y le canto una oda a esta jungla de concreto bizarro que sirve como puente entre el oriente y el occidente. La mañana es gris y quiero alargar el presente para extrañar extasiado, por la tarde, mi mediodía ruso e imaginarme temas de películas de culto mientras camino y pateo sus calles. Me levanto. Buenos días Moscú.

viernes, 22 de mayo de 2009

British Columbia: Gordon Campbell seguirá recortando en pedacitos tu poder adquisitivo.


Que desilusión que tengo. Cada vez me decepciona más Vancouver y la sociedad en general. La apatía de esta ciudad ha alcanzado límites alarmantes. En las pasadas elecciones provinciales pudimos comprobar que menos del 50% de los votantes elegibles se molestaron en ir a las urnas y por supuesto, los liberales volvieron a ganar porque los empresarios y negociantes que SÍ tienen mucho en juego en la política son los que generalmente votan. Los pobres y la clase media y trabajadora han mostrado una ignorancia preocupante. Solo algunos “iluminados¨ se dieron el lujo de votar y votar bien. Pero que no les mencionen el Hockey, ya que muchos dejan de pensar por estar viendo los playoffs, ¿Cómo es que un partido de neandertales sobre hielo pueda ser más importante que el futuro de las familias de British Columbia es algo que no me cabe en la cabeza? No estamos diciendo que vayan a todos los mítines políticos, pero por lo menos informarse y votar por la opción menos desalmada. Claro que el Premier no tiene intención de mover la elecciones, al pueblo pan y circo. Aunque el pan cada vez está más caro. Los salarios minímos de 8 dólares la hora en una de las ciudades más caras del mundo es un crimen. Pero los jóvenes ya marihuanos y viendo los playoffs les dan hueva salir a votar o informarse por qué no pueden pagar su Student Loan.

En el 2005 solo el 58% de los elegibles votaron, ahora vimos mucho menos votantes, unos 50,000 votantes menos. Se debería de hacer obligatorio votar como en muchos países. Una verdadera democracia se debe basar en lo que el pueblo decida, no en la apatía de la gente que ni siquiera sabe quienes eran los contendientes. La abstención no puede ser ya una opción ya que puede dar paso a que los gobernantes digan que al pueblo no les interesa quien gobierne y va a llegar un momento en que se suprima todo ejercicio electoral para ahorrar dinero. Al final los Liberales de Gordon Campbell se quedaron con 46 por ciento del voto por 42% de los NDP, o sea como 60,000 votos de diferencia de los mas de millón y medio de papeletas y el otro poco mas del 10% se fue para los Verdes e independientes y demás. Los Verdes bajo este sistema electoral son una bendición para los liberales ya que nunca van a ganar y solo le quitarán votos a los NDP. Bajo el sistema representativo electoral del STV otro gallo canataría, pero olvidémonos del STV por que los que sí votan en BC que son los del ala derecha no les interesó tener un sistema electoral proporcional así que ha quedado enterrado este nuevo sistema. La ignorancia es la mejor arma de los políticos porque pueden decir frases bonitas, promesas falsas, palabras que se las lleva la primera lluvia de BC y la gente regresa a ver el Hockey, los churros hollywoodenses y demás. Ouch Vancouver, cómo me duele tu indeferencia.

lunes, 18 de mayo de 2009

Entrevista con Pupul de Ska-p y dos canciones

video

Ska-p es el grupo más importante de ska punk en Europa y tal vez en el mundo. En esta entrevista exclusiva, su vocalista y compositor "Pupul" nos platica acerca de algunos de los temas preponderantes en sus canciones: La Televisión, la desigualdad social, la indiferencia de la gente, el racismo, la crueldad hacia los animales y la guerra contra las drogas.

Ska-p estrena nuevo disco Lágrimas y gozos después de una ausencia de 3 años. La banda originaria del barrio de Vallecas en Madrid, España ha regresado con toda la caña que los caracteriza. En Moscú han dado un concierto ante más de dos mil personas que se congregaron en la sala Roll Hall coreando sus canciones y gritando y saltando al ritmo de varios temas ya cásicos como Intifada, El gato López, Welcome to hell entre otros. En este video presentamos un fragmento de Mis Colegas y la canción del Vals del Obrero.

La cámara la hace Natasha Obukhova en las entrevistas y yo en el concierto. También se incluye una entrevista con algunos fans de la banda. Moscú se entregó de forma increible

martes, 12 de mayo de 2009

Rusia demuestra su poderío militar




Rusia ha demostrado su poderío militar en el día de la victoria en el cual los Nazis capitularon en 1945. En un desfile que hace recordar las épocas soviéticas, la armada rusa ha desfilado ante el beneplácito de sus gobernantes y el asombro de sus ciudadanos.

jueves, 7 de mayo de 2009

Moscú



Días antes del desfile.

Sobre Aleros y Tejados



Sobre los tejados las criaturas van saltando, confiscando el viento, desgastando los aleros. Desde arriba las criaturas otean el mundo que se viene abajo. Mientras ella salta delante mío, sé que pronto tendrá que aterrizar. Yo la persigo incesantemente por el mundo. Las luces de la ciudad se intensifican mientras voy hacia arriba, volando hacia la cúspide de los sueños anaranjados, se encienden ante la negrura de la noche y se atreven ante la tenue luz de la luna que trata inútilmente de alumbrarnos. Me pregunto qué ciudades estarán allá abajo mientras vuelo sobre el mundo, creo que es el mar del norte. Sobre el cielo pavimentado vamos migrando hacia otras latitudes, bienaventurados los seres alados, los que pueden emprender el vuelo con el pensamiento, los etéreos. Las luces tintineantes me guían entre la oscuridad y los gases de la atmósfera rala. El mundo gira y en el horizonte se pintan colores pastel.
Deslizarse por los aires es la actividad favorita de las criaturas. Flotar sobre el suelo, por sobre las ciudades, por sobre los mundos macroscópicos. Rodar macilento sobre la atmósfera, traspasar las nubes que escupen lluvia lenta, ácidos volcánicos que se elevan desde el centro de la tierra. Yo soy áereo. Hasta por fin llegar al tope, al techo frágil del mundo. De ahí a saborear las estrellas. Ya soy etéreo.

Hasta el cielo.

En algún lugar sobre el cielo Europa del este. 2009.

Frankfurt



Vista de la estación Central.