jueves, 19 de abril de 2007

El Niño Incorporeo

Conozco a un fanatsma que recorre el mundo tratando de espantar. El pobre esta tan descontinuado que la ciencia amenaza con explicarlo. Yo no comprendo porque las balas pueden viajar sin pasaporte. Yo no entiendo porque las balas pueden viajar más rápido que el tiempo. Todo el mundo habla del fin del mundo y tienen miedo. Miedo de lo mismo que nosotros hemos creado. Miedo de nuestra causa y efecto. Entonces no comprendo porque vituperan la desnudez y vanaglorian al que mata en combate.

Yo recuerdo la primera vez que estuvimos solos. El sabor de tus labios tiernos y temblorosos. Tu aliento me aceleró a una velocidad que nunca creí posible. La vida entonces, abrió mil posibilidades. El descrubrimiento de crecer se hizo invaluable. Pero algo salió mal. Algo siempre sale mal. Un tirano también recorre el mundo azotando niños y asolando nuestra poesía intrínseca. Asesinando nuestros sueños.

Ese que ha descontinuado a mi amigo tiene muchos nombres. El fantasma que ahora atrapado junto a mí razona la libertad que siempre le fue negada. Yo vi su reflejo anidado en tus ojos color inmensidad. No sé de donde salieron los uniformados. El espejo de mi vida se quebró en mil fragmentos. Tus gritos de niña fueron lo último que recuerdo de esa existencia tridimensional. Nunca te tuve ni nunca me tuve. Al final me detuve ante el concreto frío.

Si pudiera ofrecer algo para cruzar el umbral de la supuesta nueva era junto a ti. Pero ahora incorporeamente vago junto a mi amigo recorriendo en vano el mundo corriendo el riesgo de ser interpretados por la ciencia. De ser asesinados en una existencia inexistente para muchos. El mundo me duele.

Pero aún confío en que algún día recobremos la inocencia que masacramos por la espalda y dejemos a un lado el hierro y el herrumbre que no cesamos de incrustar en nuestros cuerpos. Yo, un niño vagabundo que perdió su primer amor y sulibertad de vivir. Si existe la reencarnación espero encontrar un mundo mejor. Mientras espero con el metal frío en mi cabeza; a un tren que me lleve de regreso.
OSWALDO PÉREZ CABRERA

5 comentarios:

Ijon Tichy dijo...

Que bien escribes, cabrón. Te puse como enlace en mi blog, como es lógico. Un abrazo desde el Pacto de Varsovia.

Ijon Tichy dijo...

Yo de nuevo desde Hungría.

Hice este vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=rXpxUvAZMKo

A ver si te gusta. Abrazos y marihuana.

Anónimo dijo...

Bello y estremecedor, como nunca y como siempre...Andas por la vida derramando lagrimas,bellezas y espanto...Tu lo sabes...

Abrazos (????????)

Mria L. Gourley

Anónimo dijo...

...y lloraba de belleza mi corazon...

Ximena dijo...

el tichy tiene una página re pirada
odia al hombre...odia al hombre!!!