viernes, 30 de noviembre de 2007

Kurdistan al rojo vivo

Kurdistán al rojo vivo: Un estado sin tierra en cuatro países

Kurdistán es un estado sin mucha autonomía, sus habitantes han vivido dominados por siglos. La mala suerte se apoderó de ellos desde el año 550 que perdieron la batalla ante los persas. Desde entonces han estado dominados por fuerzas extranjeras. Generalmente estaban bajo el acecho del Imprerio Otomán por un lado y Persa por el otro. Al principio se fragmentó en dos lados, siendo el lado otomano el que gozó de más autonomía hasta que la guerra mundial (la primera) que desbarató a los otomanos, los dividió aún más. Tras el Tratado de Laussane (1923) el Kurdistán sería dividido entre Turquía, Persia, Iraq, Siria y la antigua URSS a través de Armenia y Azerbayán. Los kurdos, para acabarla de fregar, además no tienen acceso al mar. Y para demostrar que Dios o Alah no pega dos veces, les tocó tener petróleo (bendición o maldición de los pueblos?) , todo el petróleo de Siria esta en Kurdistán, también la mayoría de las reservas de Irán e Iraq.

Actualmente su estado está impregnado en cuatro países: Turquía (Kurdistán Noroccidental) donde viven unos 20 millones de kurdos, Irán (Kurdistán oriental) donde viven unos 7 millones, Siria (Kurdistán Suroccidental) con millón y medio e Iraq (Kurdistan Meridional) donde viven 4 millones y que se considera como la región Autónoma Kurda.

Desde los años sesenta se ha intensificado el movimiento independentista de esta región, primero con el Partido Demorcático de Kurdistán y después con movimientos guerrilleros comandados por Mustafá Barzani hasta que fue abatido a mediados de los setenta. Pero el movimiento de seseción sólo se ha intensificado. Un pueblo que busca tener control sobre su destino y sus habitantes. En 1984 el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) inició un nuevo levantamiento guerrillero con acciones principalmente en Turquía 7y después la Unión Patriótica del Kurdistán ala izquiedista del PDK. Los kurdos han sido masacrados por los turcos y por los iraquíes de Saddam, así han sido fuertemente reprimidos por los iraníes y contenidos por los sirios.

Actualmente vemos que la región arde como polvorín. Los Estados Unidos han dado cierta autonomía (o por lo menos mayor autonomía que la que tenían con Saddam) para que los apoyen contra las milicias chiitas y sunnies, además que los dejen operar los pozos petroleros que abundan en esta región del norte de Iraq. El problema para los occidentales ahora es que los rebeldes kurdos, que han tenido tiempo para reagruparse en territorio iraquí auspiciados por los USA para que infiltren territorio iraní y que pugnen por la libertad Kurda en Irán y debiliten al regimen islámico, se han salido del corral (como siempre les pasa a los gringos) y han empezado a atacar a Turquía quien ya autorizó incursiones militares a Irak.

La situación es delicada. Turquía es candidata a la Unión Europea y aliada fundamental para los usamericanos. Así que no se le puede exigir mucho porque además tiene una posición estratégica envidiable, puente entre Europa y Asia. Pero el atentado que dejó 12 soldados turcos muertos y 8 secuestrados a manos del PKK así como los ataques lanzados desde Iraq han hecho que el gobierno turco nutra la frontera de militares y coduzca redadas matando milicianos kurdos. Lo peor es la amenaza de invadir de lleno el territorio irquí, ya han conducido vuelos de reconocimiento con helicópteros y la sociedad turca está apoyando la invasión, mientras el Primer Ministro Recep Tayyip Erdogan dijo que estan perdiendo la paciencia. El primer ministro iraquí, Nouri Maliki un kurdo ha pedido calma por miedo que se pierda el poco crecimiento económico y la libertad concedida a los norteños iraquís de su étnia y asegura que se viene un cese al fuego. Habría que ver hasta donde aguantan los esfuerzos diplomáticos en esta encrucijada en donde todos tienen mucho que perder con excepción del PKK que lo único que podría perder es el apoyo de los kurdos iraquíes.

Kurdistán está que arde

1 comentario:

Alicia dijo...

Está que arde y nosotras no podemos ir de momento al Kurdistán.
Buen post.
Saludos,
Lápices para la paz.