viernes, 6 de junio de 2008

InSite y el gobierno Federal. No se puede creer tanta ignorancia

El gobierno federal de Canadá representado por el Partido Conservador liderado por Stephen Harper ha demostrado nuevamente una ignorancia que no les permite tomar decisiones correctas debido a su maldito fanatismo y las presiones de los vecinos del sur. El Ministro de Salud Tony Clement parece que se crío en una granja rural aislada del mundo civilizado donde los padres también son familiares cosanguíneos. ¿Cómo es posible que se obvien los hechos? ¿Cómo es posible distorsionar la realidad de una forma tan cínica?

InSite es un edificio de salud donde los drogadictos se pueden inyectar de forma segura bajo supervisión médica y consejeros que tratan de cambiarles la heroína por metadona y referirlos a programas de desintoxicación, los cuales dicho sea de paso son insuficientes. El centro de Inyección segura ha trabajado legalmente con una excepción del gobierno federal y ha sido apoyado por todos los alcaldes que han pasado por Vancouver desde Philip Owen, en especial Larry Campbell que fue policía y gran defensor del tratamiento, legalización y prevención de las drogas hasta Sam Sullivan, el actual. Los estudios científicos, sociológicos y psicológicos han demostrado que InSite salva vidas, detiene el contagio de enfermedades y ahorra dinero al departamento de Policia de Vancouver y al de salud. Lógicamente los “azules” están ya a favor de este programa ya que no tienen que estar recogiendo muertos de los callejones y se pueden dedicar a combatir el crimen. Y nuestro sistema de salud podría usar mejor esos recursos o invertirlos en crear más camas para desintoxicar a estos individuos enfermos de nuestra sociedad que desafortunadamente tienen muy poca estabilidad tanto emocional como financiera.

El inestable Ministro de Salud ha dicho que según sus investigaciones científicas (que deben de venir de la misma gente que nos trajeron “El Cambio climático no existe, sigamos contaminando” tergiversando la información) INSite solo salva una vida al año por sobredosis. Conjetura bastante falta de lógica si se toma en cuenta que ha habido 900 sobredosis atendidas en el centro y un millón de inyecciones, resulta torpe pensar que en los cuatro años que lleva abierto In Site sólo 4 muertes han salvado este centro con ese volumen de atención.

También el gobierno provincial y la Suprema Corte de Justicia de British Columbia apoyan esta iniciativa que además ha funcionado de manera eficaz en ciudades como Madrid, Ámsterdam, Zurich, Frankfurt en donde han resuelto problemas similares al del Downtown East Side Vancouver. En cambio vemos el ejemplo usamericano donde la prohibición ha causado el efecto contrario especialmente en ciudades como Los Ángeles, Atlanta, Nueva York, Chicago, Detroit, etc.

La corte de BC ha decidido que los adictos a la heroína deben ser considerados enfermos y tratados como tales, esto incluye el acceso a servicios como el que provee InSite y ha decidido que debe permanecer abierto. Cuando parecía una victoria asegurada hacia el progreso vino el poco versado Tony Clement a preparar una batalla sin sentido, el Ministro de Salud apeló la decisión de la Suprema Corte de Justicia. Dinero malgastado de los contribuyentes.

“Cuando el Ministro de Salud decide que sus propias creencias son más veraces que la ciencia, que son mejores que lo que dicen los médicos acerca de tratar esta enfermedad, entonces él está interfiriendo con la ciencia”. Dijo Hedy Fry, MP liberal de aquí de Vancouver.

“No son sus creencias lo importante, lo importante es la evidencia que la ciencia demuestra, no creo que importe toda la información que encuentre, parece que ya se decidió” Dijo Libby Davis del NDP

1 comentario:

Maria Elena dijo...

Pues entonces, si es tan bueno un programa así, démosles también a los alcoholicos bares limpios e impecables para que se sigan alcoholizando y destruyendo sus propias vidas y las de sus seres queridos, y que sigan matando gente en las carreteras, y matándose a ellos mismos.